Inamujer/Noticias

Instituto Nacional de la Mujer

Rigoberta Menchú, impulsora de la paz y defensora de los derechos humanos,conmemora sus 59 años

Tal día como hoy en 1959 nació en Tum (Uspantán, Guatemala), Rigoberta Menchú, líder indígena y miembro del grupo mayaquiché, defensora de los derechos humanos y embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO, cuya labor ha sido reconocida con el Premio Nobel de la Paz y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Su infancia y su juventud estuvieron marcadas por el sufrimiento de la pobreza, la discriminación racial y la violenta represión con la que las clases dominantes guatemaltecas quienes trataban de contener las aspiraciones de justicia social del campesinado.

Rigoberta inició una campaña pacífica de denuncia del régimen guatemalteco y de la sistemática violación de los derechos humanos de que eran objeto los campesinos indígenas, sin otra ideología que el cristianismo revolucionario de la «teología de la liberación»; ella misma personificaba el sufrimiento de su pueblo con notable dignidad e inteligencia, añadiéndole la dimensión de denunciar la situación de la mujer indígena en Hispanoamérica.

Menchú recorrió el mundo con su mensaje y consiguió ser escuchada en las Naciones Unidas. En 1988 regresó a Guatemala, protegida por su prestigio internacional conseguido, para continuar denunciando las injusticias.

Tuvo una participación activa en la ONU, asistiendo a las sesiones anuales de la Comisión de Derechos Humanos, a las sesiones de la Comisión de Prevención de las Discriminaciones y Protección de las Minorías y fue parte del grupo de trabajo sobre poblaciones indígenas.

En 1992 fue reconocida con el Premio Nobel de la paz, el cual le permitió continuar impulsando importantes iniciativas, tanto nacionales como internacionales, como la creación de la Iniciativa Indígena por la Paz y actuar como mediadora en el proceso de paz entre el Gobierno y la guerrilla iniciado en los años siguientes.

Seguidamente, fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la ONU para el Año Internacional de los Pueblos Indígenas, en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Viena, Austria; junio de 1993 y en el año 1996 fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO. La historia de Rigoberta ayudó a la situación de los indígenas de Guatemala, logró captar la atención del mundo y ha estado trabajando desde entonces por la dignidad de todos los indígenas, actualmente sigue su misión universal, ya que, como ella misma lo ha dicho: "Mientras yo viva, el Premio Nobel que recibí tendrá un sentido".

Menchú es una digna activista a seguir, por sus ejemplos de lucha, compromiso y liderazgo que marcaron la historia en el mundo a favor de los pueblos más vulnerables.

“Entre los rasgos que caracterizan a la sociedad actual está el papel de la mujer, sin que por ello la emancipación de la mujer haya sido conquistada plenamente en ningún país del mundo”. Rigoberta Menchú.

Inamujer

(0212) 5960200

Arriba